Todo el mundo conoce la Costa Brava por su sol, playas secretas y hermosas calas. Su diversa naturaleza ofrece recorridos con impresionantes amaneceres y puestas de sol para aventurarse y admirar por horas. Esta rica región de Cataluña tiene un patrimonio regional que inspira a sus visitantes con sus historias de pescadores y pueblos que hacen de la Costa Brava un destino autentico. A lo largo de esta lista podrás descubrir la cultura y belleza natural de esta región.

Playa de Portitxol

A solo 30 minutos de Castell d’Empordà te encontrarás en la Playa de Portitxol ubicada en la provincia de l’Escala. Esta playa es muy accesible, por lo tanto, es una perfecta opción para familias y personas buscando un plan de playa sin complicaciones. No muy lejos podrás encontrar una variedad de restaurantes y tiendas, que hacen de esta playa una cómoda opción para tu día en el mar. A pesar de que la Playa de Portitxol pueda parecer algo ordinaria, su secreto mejor guardado se encuentra por debajo del agua, ya que podrás nadar junto a las ruinas del antiguo puerto griego de Empúries.

Cala Jugadora

Esta cala es especialmente única por uno de sus admiradores el inigualable Salvador Dalí. Recomendada únicamente para los aventureros, se necesita una hora y media de camino en coche, además de una caminata de 30 minutos para llegar, y aunque el camino sea largo, este incomparable lugar de verdad vale la pena. El nombre de esta Cala fue apropiadamente elegido por los acantilados y alrededores de las colinas que ayuda a crear pequeñas olas con aguas suaves y claras. Este entorno tan único, justifica porque esta playa es una de las zonas naturales más protegidas de la región.

Playa de Sant Pere Pescador

¡Incluso durante la temporada alta de verano esta playa no te decepcionará, por su amplia longitud de aproximadamente 40 kilómetros de arena! La Playa de Sant Pere Pescador es una de las playas de arena más grandes de la Costa Brava, a solo 40 minutos de Castell d’Empordà. Es también una de las favoritas playas para los amantes de kite surf o surf de vela por una presencia habitual de viento.

Cala Futadera

Conocida como la “Cala de 300 escalones”, esta playa es especialmente visitada por la gente local. Situada a una hora en coche de Castell d’Empordà esta cala es muestra de la verdadera esencia de la Costa Brava. Rodeada por un paisaje de pinos y rocas, el agua clara y el sol te harán sentir conectado con la naturaleza. Sin embargo, no le aconsejamos a las personas con vértigo de visitar esta playa, ya que los senderos y pasajes para caminar se encuentran junto a los acantilados.

Playa de Es Castell

Esta playa es conocida por su belleza natural e historia, cuando en 1994 el espacio fue salvado de convertirse en una zona de campo de golf. Sus paisajes y vistas han sido la inspiración de muchas postales y fotografías a lo largo de los años representando la región de la Costa Brava. Por su ubicación y fácil acceso es una experiencia de la que no te debes perder, a solo 40 minutos de Castell d’Empordà.

Castell d’Empordà, una ubicación excepcional

La singularidad de la ubicación y alrededores de Castell d’Empordà, hacen del descubrimiento de la Costa Brava una experiencia verdaderamente inolvidable. Imagínate en un castillo de mil años de antigüedad con las delicias de la cultura y naturaleza de la Costa Brava.

Todo sobre Castell d’Empordà

Artículos Relacionados