Espera lo inesperado. La cocina catalana no es la típica comida española, especialmente al encontrarse fuera de las zonas urbanas y grandes ciudades. Es un resultado de una geografía diversa y de una impactante cultura e historia. Una región de montañas, de mar Mediterráneo, de influencia griega con vino y aceite de oliva, de influencia árabe con los arroces y los cítricos, además de una influencia aportada por los conquistadores con los tomates y pimientos. Como dice el escritor y periodista catalán Josep Pla: La cocina catalana es su paisaje en un plato. A continuación, estos son algunos de nuestros platos de cocina catalana favoritos:

Pa amb tomàquet

Probablemente el plato más conocido pero sencillo es el pa amb tomàquet, con una traducción literal de: pan con tomate. Aunque existen versiones similares en otras regiones de España, los catalanes han sabido adaptar y crear su propia versión. Una rodaja crujiente de pan tostado al que se le frota un diente de ajo fresco. Después a la misma tostada se le frota el jugo de un tomate cortado por la mitad, que para rematar es sazonado con aceite de oliva y sal. Un plato o bocadillo perfecto para cualquier momento del día.

Arròs negre

También referido como “Paella Negra”, aunque no sea exactamente una paella. El arròs negre es un plato de arroz con maricos típicamente catalán, que encontraras principalmente cerca de la costa compuesto de arroz negro, tinta de calamar y sepia. En la región de Empordà, el arroz se cocina y carameliza hasta que tenga un gusto tan dulce como el de la miel. También se le puede agregar gambas y a veces langosta para la máxima satisfacción y experiencia de comer arròs negre.

Butifarra

La butifarra es una salchicha de carne de cerdo magro que existe en muchas variedades y presentaciones desde crudo, a la parrilla, con un poco de pimienta o hervido en sangre de cerdo. De cualquier manera, es una exquisitez que hay que probar al visitar la región de Empordà.

Fuet

También te queremos recomendar otra salchicha típica catalana: el fuet. Este nombre no le ha sido otorgado por pura coincidencia. Esta salchicha es de forma delgada y curada, que tiene el significado literal de “látigo”, está hecha de cerdo, manteca de cerdo, pimienta y sal. Con una consistencia de tipo chorizo es perfecta para un aperitivo o tapa. Sugerencia: Perfecta en combinación con un poco de pa amb tomàquet.

Escalivada

La palabra “escalivar” en catalán implica que algo está siendo asado. Escalivada, por lo tanto, consiste en nada menos que deliciosas verduras asadas: largas rodajas de berenjena, pimientos y cebollas. Para rematar a las verduras se le añaden una cantidad decente de aceite de oliva y sal. Este plato es también a menudo servido con anchoas.

Crema catalana

Este postre catalán por excelencia es otro de los mejores platos de nuestra lista que se tiene que probar.  Algo similar a la crème brûlée francesa, tiene una receta sencilla con ingredientes comunes como leche, huevos, crema y vainilla, sin embargo, la capa crujiente de azúcar es un poco más difícil de hacer. La parte superior del postre se calienta sobre una placa de acero hasta que el azúcar se funda dejando una capa crujiente de caramelo.

¿Estas empezando a tener hambre? Te invitamos a probar algunos de estos platos y sabores en el restaurante Tres Margarit. En el bar te ofrecemos extraordinarias tapas para compartir asegurándote de que puedas probar un poco de todo. Desde aquí podrás también disfrutar de la vista sobre la región de Empordà mientras disfrutas de los mejores y más auténticos sabores.

Ver Menú